El gobernador de la provincia, Alberto Rodríguez Saá, entregó esta tarde 114 viviendas en Justo Daract y los nuevos dueños lo vivieron con enorme felicidad. Muchos no pudieron contener sus lágrimas de felicidad al alcanzar su soñada casa propia. Los abrazos y fotografías con el primer mandatario fueron el común denominador de un acto lleno de emociones.

En el cierre de su discurso, el gobernador hizo mención a la rica historia de Justo Daract y los nuevos desafíos que emprende como ciudad pujante.

“Tenemos que respaldar con fuerza a Justo Daract. Es un pueblo que tiene una historia riquísima, siempre fue una ciudad pujante, y en busca del progreso nos trajo los trenes. Pero los trenes se fueron y quedaron los ferroviarios puntanos con esa tradición. Hay que buscar nuevos horizontes para nuestros hijos a través de la educación, de los emprendimientos como los programadores en la red de internet, la agroindustria, el comercio; todo eso tiene que adueñarse de Justo Daract y convertirlo en una capital del progreso y del pleno empleo”, destacó Alberto.