Un restaurante japonés ofrece un premio de 900 dólares para el cliente que se anime a consumir su plato principal, que consiste en 10 kilos de arroz al curry con salsa, cerdo y repollo.

Se trata del local gastronómico Gold Curry, ubicado en Ishikawa. Sus dueños desafían a los comensales a consumir ese abundante plato en menos de una hora y a cambio les otorga una importante suma de dinero.

Para diferenciarse de los demás establecimientos, Gold Curry elaboró un menú sólo apto para los más valientes y que ofrece varias recompensas según la cantidad de comida ingerida. Estas son las diferentes modalidades:

– Si te comes un plato de arroz con curry de 2 kilos (cuesta 18 dólares) en menos de 15 minutos te sale gratis.

– Si te comes 4 kilos (31 dólares) en menos de 30 minutos también te sale gratis.

– Si la cantidad aumenta a 6 kilos (45 dólares) en menos de 30 minutos te sale gratis y además te recompensan con 270 dólares.

– Si le sumamos dos kilos más y nos lo comemos en menos de 45 minutos, el local te paga 450 dólares.

– Y el premio gordo es comerse un plato de 10 kilos en menos de una hora para conseguir los 900 dólares. La misión es bastante difícil y hasta el momento, nadie ha podido superarla.