Juan Fernando Quintero es sometido por estas horas a un monitoreo mediante un holter, un dispositivo que controla la función cardíaca en forma ambulatoria. La preocupación en River surgió cuando el colombiano, al volver de sus vacaciones, se cansó demasiado en las pruebas de rigor del primer día de pretemporada.

Por lo pronto, Juanfer debió ausentarse del viaje a San Martín de Los Andes junto al resto del plantel y su incorporación durante el fin de semana quedó descartada apenas conocidos los primeros resultados del estudio.

Mientras la resonancia magnética arrojó valores normales, sí se encontró una arritmia. Este sábado será sometido a un estudio más específico, un eco stress, que indaga en los motivos de esa anomalía. Entre las principales hipótesis se encuentran una causa genética y la exposición a stress.