Foto: web.

Luiz Inácio Lula da Silva hablará públicamente antes del vencimiento del plazo que le dio el juez federal Sérgio Moro para que se entregue. Ayer, el Supremo Tribunal Federal de Brasil votó en contra del recurso de hábeas corpus presentado por la defensa del ex presidente y condenarlo a 12 años a prisión.

Tras pasar la noche en el sindicato metalúrgico ubicado de Sao Bernardo do Campo, en San Pablo, el líder del Partido de los Trabajadores tomó la decisión de permanecer allí y hacer un pronunciamiento público de su situación a las 16, una hora antes que venza el plazo que tiene para entregarse en Curitiba.

Respecto a este último punto, el diario Folha había adelantado más temprano que el propio Lula les informó que esa era su postura: ““A las 8.30 de la mañana de este viernes, el ex presidente  Luiz Inácio Lula da Silva dijo a Folha que su decisión es no ir a Curitiba para entregarse a la Policía Federal”.