En Casa Amarilla, Lisandro Magallán y Pablo Pérez hablaron en conferencia de prensa y eludieron las polémicas y las chicanas. Aunque el volante se encargó de dejar una advertencia.

“Cuando arrancó la Copa nos propusimos llegar hasta el final. Y ahora que estamos en esta instancia queremos ganar”, arrancó el zaguero. En esa misma línea se movió el mediocampista. “Las dos cosas son importantes: llegar a la final y jugar contra River. Estamos viviendo un momento único”.

“Hay que hacer hincapié en que hay dos equipos argentinos en la final de la Copa Libertadores. Y trabajamos para tratar de ganarla, es eso, nada más”, aclaró Magallán, quien el sábado ocupará la dupla de marcadores centrales junto con Carlos Izquierdoz.

Por otro lado, Pablo Pérez advirtió que no jugará condicionado por estar al límite de las tarjetas amarillas, sabiendo que una nueva amonestación lo dejaría afuera de la definición en el Monumental.