La ministra de Hacienda Pública, Natalia Zabala Chacur, anunció hoy a las 20:00 que después de un gran esfuerzo y un trabajo profundo con los empresarios, se hará efectivo junto al pago de los sueldos del mes de diciembre, un bono de fin de año de $2500 para los empleados públicos y de $1250 para los beneficiarios del Plan de Inclusión Social y pasantías. El pago se hará efectivo el 29 de diciembre.

Después de una larga negociación se decidió posponer el pago a las empresas y priorizar el pago a los empleados de la construcción y esto otorgó un margen para hacer efectivo el pago de los sueldos. La funcionaria explico al respecto: “Se mantuvieron diversas reuniones con el sector empresarial de la construcción, es decir quienes llevan adelante la obra pública provincial, que reconocieron que la situación que los apremia se ha venido gestando por malas políticas de administración durante los últimos tiempos, pese a esto accedieron a priorizar el pago de sueldos y aguinaldos de los empleados de la construcción”.

También señaló que el gobernador de la Provincia, doctor Alberto Rodríguez Saá, fue quien decidió otorgar el bono a los agentes de la administración pública. “Más allá  de significar un reconocimiento para los beneficiarios, permitirá aumentar el consumo en estos días y se transformará en un círculo virtuoso que se va a convertir y va a incidir de forma positiva en la economía de la provincia de San Luis”, indicó.

Otro de los aspectos importantes en el anuncio es que el Gobierno resguarda y garantiza las políticas sociales, y que la prioridad son los más necesitados por eso se llevó adelante este esfuerzo económico que será extraído del presupuesto de diciembre y ronda entre $60 y $80 millones.