El hombre de 61 años cumplirá la mitad de su condena tras las rejas y luego estará en libertad bajo vigilancia en la misma localidad donde vive la víctima.

Una chica de 19 años denunció por abuso sexual a su vecino de la localidad de Rivera, Uruguay. Los episodios ocurrieron desde que ella tenía cinco y hasta los 12, pero el hombre sólo fue condenado a 36 meses de prisión.

Para colmo el atacante, que tiene 61 años, sólo deberá cumplir 18 meses de cárcel y luego podrá irse a su casa bajo libertad vigilada.

El caso salió a la luz a raíz de la denuncia de la joven, quien mantuvo la acusación a lo largo de las pericias psicológicas que le hicieron. El delito fue confirmado así que el hombre enfrentó a la Justicia pero recibió una pena escueta.