Muy orgullosa posó Adele ante las cámaras, con la medalla que la distingue por su labor en la música como miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE) que recibió de la mano del príncipe Carlos de Inglaterra, en un acto celebrado en el palacio de Buckingham.

A la joven, de 25 años, este reconocimiento le llega por haberse convertido en todo un icono internacional, luego dehaber vendido 21 millones de copias en todo el mundo con su debut a los 19 años.

Tras el lanzamiento de la canción Skyfall de la película de James Bond, con el que se ganó un Oscar, la cantante fue condecorada en junio con este galardón por la reina Isabel II, pero la entrega de la medalla se realizó recién este jueves.

“Es un honor que hayan reconocido mi trabajo y estoy muy orgullosa de haber sido premiada por gente tan maravillosa e inspiradora. Fue todo muy elegante” , dijo Adele con emoción por semejante premio de la realeza británica.