Foto: web

«Estamos muy preocupados porque nuestros locales se encuentran cerrados ya que somos una actividad considerada no esencial, pero nos preocupa aun más no haber recibido ningún tipo de respuesta desde Lotería de la Ciudad de Buenos Aires (LotBA) a nuestras consultas, inquietudes y cartas», asegura Daniel Primerano, en representación de los agentes oficiales de Lotería de la Ciudad de Buenos Aires.

Los agencieros necesitan información para saber cómo afrontar sus costos de mantenimiento. «Tenemos responsabilidades y obligaciones que, sin trabajar, sin actividad, son imposibles de cumplir», agrega Primerano.

El sector quisiera estar dentro del grupo de comerciantes que inician la actividad el día 13 de abril siempre respetando las nuevas condiciones de trabajo como el uso de barbijos y alcohol en gel, el distanciamiento social y nuevos horarios.