El Secretario de Seguridad, Ricardo Bazla, anunció que el Municipio envió una carta documento al Ministro de Seguridad de la Provincia, Martín Olivero, luego de la agresión sufrida por personal de la Dirección de Limpieza Urbana y Espacios Verdes en la que uno de los empleados sufrió lesiones y también resultó dañado un vehículo de la comuna.

“Personal de la Dirección de Limpieza Urbana que trabajaba en la zona del Puente Derivador fue agredido, mientras se encontraba  limpiando las pintadas partidarias efectuadas por personas que estarían vinculadas al Ministro de Salud, Gastón Hissa. Los empleados fueron atacados con piedras que provenían de una camioneta Surán roja, con vidrios polarizados, quienes circulaban escoltados por un grupo que viajaba en una camioneta Ford F100 negra y en un camión pequeño tipo Ford 350” dijo Bazla.

“Queremos hacer público el reclamo de seguridad que formulamos al Ministro de Seguridad de la Provincia de San Luis, como también al gobierno de la Provincia, a quienes hacemos responsables de las situaciones de inseguridad y de los hechos violentos que se han producido este lunes por la mañana en el Puente Derivador”.

“Esta situación de agresividad provocó la lastimadura de uno de los trabajadores y se radicó la denuncia policial. Sin perjuicio de ello, se envió una carta documento al Ministro de Seguridad de la Provincia, a los efectos de responsabilizarlo de los hechos y para que garantice la seguridad en el ámbito de la ciudad de San Luis”.

“Es indudable que hay un nivel de efervescencia política que ha llegado a situaciones de violencia producto de algún nerviosismo de índole partidario que existe en el oficialismo provincial. En mi carácter de Secretario de Seguridad de la Municipalidad apelo al sentido común de los gobernantes de la provincia en cuanto a que por más disputa partidaria, que por naturaleza existe, deben garantizar la seguridad en el ámbito de la ciudad de San Luis”, afirmó Bazla.

Ruidos Molestos

Consultado Bazla acerca de las denuncias formuladas por vecinos de la sede que una Peña que Boca Juniors posee en la calle Ituzaingó, el Secretario de Seguridad dijo que: “ese tipo de establecimiento no requiere de habilitación comercial, pero el perjuicio en el sentido de ruidos molestos se ha reiterado. Estas denuncias las he formulado al Juzgado Municipal de Faltas y estamos al aguardo de una decisión que viene muy lenta”:

“Lo que ocurre en la vía pública en ese lugar es de estricta incumbencia de la policía de la provincia. Respecto al movimiento de las personas en la vía pública, la Municipalidad no tiene competencia, por lo que cuando somos notificados de algún problema, inmediatamente avisamos a la policía, que en algunos casos acude y en otros no. Es más, el último jueves yo fui quien llamó a la policía”

Fiesta privada clausurada

Por su parte Miguel Letellier, coordinador del Cuerpo Único de Inspectores, informó  acerca de la clausura de una fiesta privada de alumnos de la escuela Lucio Lucero que se desarrollaba en un salón cercano a la intersección de las rutas 146 y 147.

“Recibimos una denuncia a través del 0 800 y detectamos que la fiesta no tenía permiso de la Municipalidad. Nos hicimos presentes con efectivos de  la Comisaría Séptima y comprobamos que no había responsables, que quienes allí estaban no tenían permiso para hacer la fiesta, que había mucha bebida alcohólica con menores de entre 15 y 17 años. El predio es un campo del gremio de colectiveros, según entendemos. Como no había personas adultas responsables, una madre que acompañaba la organización firmó el acta que labramos. Tampoco había custodia policial pertinente”, dijo Letellier

“La fiesta se interrumpió a las 3 de la mañana del día domingo, desarmamos y clausuramos el lugar, pusimos las fajas y se terminó todo. Los chicos, eran cerca de 1200 y se fueron caminando por la ruta y la Policía colaboró cortando la ruta, para que pudieran volver a la ciudad. Los chicos venían además, alcoholizados, por lo que creemos que tiene que tomar medidas la Provincia y la policía para que no ocurran estas cosas”.

Por último Bazla aclaró que “Para la realización de cualquier tipo de fiesta privada se requiere de la autorización municipal. Cuando ésta se solicita, de inmediato disponemos de una inspección en el lugar, que consiste en evaluar las condiciones de higiene y seguridad. En función de esa inspección se autoriza o no la fiesta y con la autorización es que deben acudir a la policía para solicitar el adicional para la seguridad”