El control de la glucosa es algo que las personas con diabetes deben realizar múltiples veces al día, un paso esencial y crítico para un manejo adecuado de la enfermedad, principalmente en quienes están bajo tratamiento con insulina. Es que conocer los niveles de azúcar en sangre permitirá ajustar la dieta y determinar la dosis de insulina que se aplicará.

Sin embargo, 4 de cada 10 pacientes no se miden la glucosa con la frecuencia recomendada por su médico ya sea por el dolor que el pinchazo les genera, por incomodidad, olvidos, falta de tiras para la medición o por hartazgo.

Ahora, gracias a un novedoso sensor que reemplaza a las punciones en los dedos para medir el nivel de glucosa en personas con diabetes, ese engorroso “trámite” será cosa del pasado.

El laboratorio Abbott anunció que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó FreeStyle Libre, el sistema Flash de monitoreo de glucosa, que es una tecnología revolucionaria para medir niveles de glucosa en niños y adultos con diabetes.  En la actualidad, al menos el 60% de las personas con diabetes no alcanza los objetivos de control glucémico recomendados

Esta novedosa herramienta, que ya está disponible en el país, contribuye a un mejor control de la diabetes, una enfermedad con carácter epidémico que afecta a 1 de cada 10 adultos en Argentina.

El sistema consiste en un sensor pequeño, redondeado, aproximadamente del tamaño de una moneda de dos pesos, que se coloca en el brazo y que, minuto a minuto, mide la glucosa en líquido intersticial mediante un pequeño filamento que se encuentra colocado justo debajo de la piel y se mantiene en el lugar unido a un pequeño parche adhesivo. Las personas pueden bañarse con el sensor colocado. Con solo acercar el lector, que es un dispositivo similar a un celular pequeño, a unos 4 centímetros del sensor, se “escanea” automáticamente el dato en menos de un segundo, sin provocar dolor, y arroja además un historial de niveles de glucosa en el tiempo.