Ayer el juez Federal, Juan Esteban Maqueda emitió un decreto para que la mutual manifestara si había cumplido la medida cautelar que le ordenaba la incorporación del paciente de 12 años.

Swiss Medical se vio obligado a acatar la decisión de la Justicia y esta mañana cumplió con ella.

Todo comenzó cuando Ochoa intentó inscribir al menor y llenó la ficha de la incorporación donde aclaró que él padecía una enfermedad. Desde ese momento la prepaga demoró los trámites y hace 18 días se negaron a cumplir con la orden judicial que les indicaba la incorporación del chico.

Frente a esto solicitaron a la Justicia que aplique una multa conminatoria hacia la prestadora privada de salud por incumplir la medida.

La defensora de los afectados, Susana Placidi aclaró en diálogo con este medio, que su clienta “no quería que le regalen nada, simplemente quería pagar un plan”, y advirtió que “frente a otros niños que no padecen ninguna enfermedad está en desventaja, que existe discriminación”.

La familia gastaba alrededor de $27 mil mensuales en tratamientos médicos. En marzo fue cuando Ochoa dio a conocer los problemas de salud que padece su hijo. Allí la empresa inició un largo camino de evasivas y demoras en la incorporación, hasta hoy.