El presidente Alberto Fernández reconoció esta mañana que la «explosión» del viernes en los bancos puso en «peligro» todo el «esfuerzo» que el Gobierno hizo durante la pandemia.

«Hoy parece que está más ordenado», evaluó el jefe de Estado y señaló: «Mandamos a su casa a lo que no les toca cobrar».

Dio a conocer que en la reunión mantenida el viernes por la noche con autoridades del Banco Central y ANSES, el primer mandatario advirtió que lo sucedido «no puede volver a pasar».

«Lo que es importante es que todo tengamos en cuenta la importancia de la cuarentena», insistió.

Así, se lamentó por la desorganización en las entidades bancarias y las extensas filas en pleno aislamiento social y apuntó: «Pucha, todo este esfuerzo en un día lo ponemos en peligro».

«Se mezcló gente que cobraba la Asignación Universal y la ayuda especial con personas que no habían cobrado en su momento la jubilación», analizó el Presidente