“Hay que luchar por las mujeres víctimas de acoso, por las que sufren violencia de género y la justicia no resuelve la situación”, enfatizó el mandatario puntano.

Se refirió al proyecto de ley recientemente formulado por el Ejecutivo de San Luis el cual propone reformar el Código Procesal Criminal de la provincia para brindarle la capacidad a un juez de dictar la prisión preventiva para aquellas personas que violen una orden de restricción.

“Estamos luchando por la igualdad en los salarios sin discriminar el sexo, tenemos que luchar por las mujeres humildes que son víctimas de la opresión social, que no tienen banco en la escuela para sus chicos. Esto sucede en san Luis, Argentina y el mundo. Tenemos que remover permanentemente esos obstáculos”, expresó.

En referencia al paro del 8 de marzo, lo calificó como activo, de militancia, de reflexión y para manifestar las injusticias de la sociedad.

“Las mujeres deben empoderarse. Hay que remover el obstáculo que es la hipocresía de la adhesión de la Argentina a los derechos de la mujer. La Nación adhirió a un pacto internacional donde dice que la mujer es dueña de su cuerpo. La hipocresía de la política dijo: ‘Adherimos al tratado’, pero no; ‘somos progresistas’, pero no”, remarcó.

En ese sentido expresó que en “el Congreso, cada uno votará según sus convicciones. La mía es que la mujer es dueña de su cuerpo y la mujer humilde tiene los mismos derechos que las demás. Estos temas no nos deben dividir, cada uno actúe según sus convicciones pero unámosla en una sola y liberemos a las mujeres de toda opresión social”.