Luego de un intenso año de trabajo, el gobernador descansa en la localidad sanluiseña de El Volcán y planifica su agenda de actividades para el 2018.

Para su descanso, Alberto eligió la paz de la naturaleza puntana y el encanto de las sierras. Es por eso que se encuentra en Villa Paulonia: una casa cuyo nombre es un homenaje a su abuela Paula. “Estoy veraneando en El Volcán, un lugar muy tradicional de San Luis, donde han veraneado las familias tradicionales de la ciudad. Es un lugar de guitarras, de arroyos cristalinos. Las sierras son preciosas”, afirmó.

En una entrevista les deseó además lo mejor a los habitantes de la provincia para el 2018 y anticipó que trabajará para que los jóvenes cumplan sus metas y anhelos. “Muchas veces decimos que San Luis es otro país. Los chicos se preguntan ¿y yo qué? La respuesta es ¡sí, vos también! Queremos que los chicos sientan que pertenecen a San Luis y que tienen posibilidades. Tenemos que generar que ellos vean que San Luis sea un camino, una vía distinta”, aseguró.

Fuente: El Diario de la República