Foto: ANSL

Entrevistado por el periodista Raúl Viarruel, en el programa “Ida y Vuelta”, de radio Nacional de Córdoba, el primer mandatario puntano sostuvo además que el Gobierno de “Macri perdió legitimidad”, porque “prometió una cosa e hizo otra”.

“Acá hay que decir las cosas como son. El Gobierno de Macri ha fracasado. Ha renunciado a la soberanía política. Ir al Fondo Monetario Internacional y recibir recetas es renunciar a la gobernabilidad interna”.

Durante el reportaje, el gobernador puntano hizo un análisis del actual panorama económico y político del país, dijo que como consecuencia de la errada política nacional y un dólar por las nubes, “la Argentina está atravesando una situación agobiante”, y  seguidamente describió cómo la provincia afronta la crisis económica: “Pienso que estoy cuidando a los pobres, pero mi mayor preocupación ahora es con la clase media y el comercio fuerte en San Luis y Villa Mercedes que está muy mal”.

Luego, evaluó la gestión nacional: “El Gobierno de Mauricio Macri ha fracasado y ha renunciado a la soberanía política”.  También, señaló que pedir préstamos al FMI “es renunciar a la gobernabilidad interna”.

“El Gobierno ya perdió legitimidad porque prometió una cosa e hizo otra. Al Fondo Monetario, el Gobierno va pidiendo recetas y cediendo la soberanía”, dijo.

Parte de las medidas internacionales impuestas, según enumeró el gobernador, son los ajustes, el dólar alto, balance comercial desfavorable para el Estado. “Las obras públicas las tienen que hacer las multinacionales y las que son necesarias las hace el Banco Mundial”, apuntó. “No se pueden hacer obras públicas, las hará el Banco Mundial, no los empresarios argentinos”, subrayó.

Sobre el aumento de la pobreza, indicó: “Dentro de unos días nos encontraremos con que la pobreza subió del 33 % al 50 %”.