La División Homicidios de la Policía de Villa Mercedes detuvo a un hombre de 55 años sospechado de haber matado a un amigo de al menos diez puñaladas durante una pelea que se desató en la madrugada del lunes luego de una copiosa ingesta de alcohol.

La gresca mortal ocurrió en una humilde casa de la calle Estado de Israel al 300, donde vive Raymundo Pereyra, el sospechoso detenido. Allí alquila una habitación donde solía juntarse a tomar alcohol con Albino Funes, de 78 años, quien fue hallado sin vida en un patio de la casa, en medio de un charco de sangre y múltiples heridas cortantes en el tórax, piernas y brazos.

La investigación inicial de los agentes de Homicidios señala que los dos hombres se juntaron a tomar unas botellas de vino el domingo a la tarde, como lo hacían habitualmente. “Viven muy cerca uno del otro y eran amigos”, detalló un informante. Cerca de las 2 de hoy se habría desatado una pelea en la habitación de Pereyra que terminó en el patio donde Funes fue ultimado a cuchillazos.

La causa quedó en manos del juez penal 2 de Villa Mercedes, Leandro Estrada, quien esta tarde podría indagar al detenido por homicidio.