El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) declaró hoy el alerta amarilla por altas temperaturas en las provincias de Buenos Aires, Mendoza y San Luis y en la Ciudad de Buenos Aires, luego de que las marcas superaran los 30 grados.

El alerta estará vigente, al menos, en las próximas 24 horas y se disparó luego de tres días consecutivos de altas temperaturas en el área metropolitana bonaerense, La Plata y Coronel Suárez en Buenos Aires, así como en las capitales de Mendoza y San Luis.

Los grupos de mayor riesgo ante una alerta amarillo son los bebes y niños pequeños, las personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas como hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes.

Para evitar los efectos del intenso calor, el Ministerio de Salud recomienda aumentar el consumo de líquidos, no exponerse al sol entre las 11 y las 17 y reducir la actividad física.

También sugiere ingerir verduras y frutas; evitar las bebidas alcohólicas, las muy azucaradas y las comidas muy abundantes; usar ropa ligera, holgada y de colores claros, y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

Ante dolor de cabeza, vértigos, náuseas, confusión, convulsiones, pérdida de conciencia y piel enrojecida, caliente y seca hay que trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo, hacer que mantenga la cabeza un poco alta, refrescarlo (mojándole la ropa, aplicándole hielo en la cabeza o dándole de beber agua fresca) y solicitar ayuda médica.