El candidato radical, que festejó junto a Mauricio Macri y Ernesto Sanz, se impuso ampliamente sobre el Kirchnerismo.

Alfredo Cornejo celebró esta noche el triunfo en la elección de gobernador de Mendoza, acompañado por su vice, Laura Montero, y autoridades nacionales del radicalismo, a la vez que advirtió que la provincia “no está bien”, pero se puede “empezar a resolver cada uno de los problemas” que existen “como sociedad”. “Es un gran orgullo para mí en particular ser electo gobernador de la provincia de Mendoza”, afirmó emocionado Cornejo, quien enfatizó que “es un anhelo de probablemente muchos ciudadanos”.

Junto a los precandidatos de Cambiemos Mauricio Macri y Ernesto Sanz, Cornejo dijo que espera que “el deseo de cambio se exprese en la Nación argentina”. Macri llegó a la provincia ya que el PRO fue uno de los integrantes del frente opositor Cambia Mendoza, que lideró el radicalismo. “Es la primera elección en el país donde los oficialismos pierden una elección. Este deseo de cambio se ha confirmado en Mendoza y espero que, con mucha humildad, se exprese en la Nación argentina”, dijo Cornejo durante su mensaje ante los militantes en el bunker partidario.