A los choferes del transporte interurbano les duró poco la alegría de que el Gobierno provincial haya otorgado un salvataje a las empresas. A menos de un mes de que el Estado destrabara el conflicto gremial por la falta de pago de sueldos, los trabajadores vuelven a amenazar con medidas de fuerza para la semana próxima justamente por problemas en el cobro de haberes. La Unión Tranviarios Automotor (UTA) hizo una presentación en el Programa Relaciones Laborales para sentarse a dialogar con la patronal. De no prosperar las negociaciones, los usuarios volverán a sufrir la falta de colectivos desde el lunes.

Si bien la medida de fuerza depende de la respuesta que puedan dar las empresas esta semana, Piñeyro adelantó que el paro tendría la misma modalidad que implementan desde comienzo de año: hacer asambleas en las cabeceras de línea dos veces al día por dos horas hasta llegar a una solución.