Adam y Heather Halkuff quedaron dolidos después de que el personal de American Airlines le prohibió subirse a un vuelo con sus cinco hijos, dos de los cuales tienen autismo.

La pareja, que tiene cinco varones menores de 16 años, vive en Rockwall, a las afueras de Dallas, Texas, en los Estados Unidos. El plan era viajar a Kansas, pero Milo, de cinco años, tuvo una crisis justo en la puerta de embarque.

“Los demás pasajeros pasaban a nuestro lado. Eran muy amables, me decían ‘vos podés, mamá. ¿Necesitas ayuda?'”, recordó Heather según el sitio NBC5. Pero el personal de embarque de AA tenía otra visión del episodio.

“De entrada me dijo ‘no puede subirse al avión… Va a molestar a los demás pasajeros y después va a estar molesto todo el viaje y vamos a tener que dar la vuelta y escoltarlos para salir del avión”, relató la mujer.