Foto: web

“Lentamente estamos analizando cómo se irá normalizando la actividad de la Administración Pública y del sistema educativo”, recalcó el gobernador Alberto Rodríguez Saá, y señaló: “No quiere decir que vayan a comenzar las clases, sino que estamos estudiando la mejor manera de flexibilizar estos ámbitos, es algo que de momento estamos mirando”.

La jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur, remarcó que “comenzaremos a focalizar a los agentes, funcionarios y al personal docente, para determinar el modo de retomar la actividad, contemplando y respetando los protocolos de seguridad previstos frente a la pandemia del COVID-19”.

La funcionaria indicó que “tal como sucedió durante la epidemia de H1N1, en esta ocasión todo aquel que clasifique como grupo de riesgo, deberá tramitar licencias, simplemente avisándonos; esta medida estará destinada a mayores de 60 años, embarazadas y quienes tengan enfermedades crónicas que los ubiquen en los grupos de riesgo. De esta manera nos permitirá dimensionar la cantidad de quienes estén aptos y, a partir de ahí, fijar la estrategia a seguir hasta llegar a la normalidad en las actividades”.