Anciano mató a su sobrino y a dos mujeres porque estaba “harto de que le roben”

0
148

La policía llegó al domicilio de la calle Tres de Febrero al 3800 en la localidad bonaerense de Caseros por los llamados de los vecinos. No habían estacionado todavía el patrullero cuando vieron salir corriendo de la casa a una mujer y segundos después, se escuchó un disparo. Cayó muerta en el lugar y detrás de ella salió un hombre de unos 94 años. Tenía una pistola calibre .22 en la mano y gritaba: “¡Estoy harto de que me roben!”.

Era el final de una masacre. Unos pasos más adelante, en la puerta de ingreso, encontraron el cuerpo de otra mujer con un disparo en el pecho. Adentro, encontraron muerto también al sobrino del tirador. Le había disparado por la espalda.

Antonio Pignotti vivía solo y según el relato de varios vecinos a los medios era un hombre agresivo sobre todo desde que había enviudado. Las dos mujeres que asesinó eran madre e hija, vivían a pocas cuadras de su casa y se ocupaban de cuidarlo.

La tercera víctima, su sobrino, era el único familiar que lo visitaba y le llevaba comida. Sin embargo, según trascendió, en el último tiempo habría decidido internarlo y eso podría haber desencadenado la tragedia.