En San Lorenzo sumará refuerzos de lujo y por partida doble. Se trata de los hermanos Ángel y Óscar Romero, quienes ya le dieron el ok al club, que se tira de lleno a la Copa Libertadores.

Ángel había dado su palabra hace varios días y ya es jugador libre tras su salida de Corinthians, mientras que Óscar logró destrabar su situación en el Shanghai Shenhua y se dará el gusto de volver a jugar con su hermano, tal como hicieron en Cerro Porteño y como suelen hacer en la selección de Paraguay.

El club comprará los pases de ambos y firmarán contratos por tres temporadas.

En tanto, es un hecho que no podrán jugar la eliminatoria por los octavos de final. Recién el lunes se terminarían de firmar los contratos en Asunción y la idea es presentarlos el jueves que viene.