Estudiantes de la Escuela Normal de Niñas realizaron la segunda jornada de protesta consecutiva. Reclaman por agua, bancos y sillas. El Ministerio de Educación informó que ya cambiaron las bombas para normalizar el servicio y llevaron mobiliario.

Por segundo día consecutivo, este jueves, alumnas del nivel secundario de la Escuela Normal de Niñas “Paula Domínguez de Bazán” hicieron una sentada en el patio del colegio. La protesta fue por la normalización del servicio de agua, la falta de bancos y sillas.

Hoy por la mañana, después de las 10:30, el jefe del Subprograma Patrimonio Escolar, Nicolás López, habló de la situación y detalló lo realizado por el Ministerio de Educación. “Hace unos 10 o 15 días que estamos con el problema del agua, lo arreglábamos y nuevos inconvenientes volvían a aparecer. Por eso antes de ayer (el martes) fuimos a la escuela con personal de SAPEM y autorizamos el cambio de bombas y el sistema eléctrico, para darle una solución definitiva”, aseguró López.

Con la solución del servicio en marcha, el funcionario se mostró sorprendido el miércoles cuando fue a controlar las obras y se encontró  con la sentada de alumnas, docentes y algunos directivos.

“Las chicas nos plantearon que faltaban bancos y sillas. Hoy llevamos 21 sillas, 21 mesas y traeremos más. Ahora el servicio de agua en la escuela es normal”, dijo López. Y se preguntó por qué estos inconvenientes salen a la luz en este momento, cuando pudieron ser reportados entre diciembre y febrero, antes del inicio de clases.

“Creo que el problema principal es la falta de comunicación entre la comunidad educativa y la directora (Miriam Villegas)”, sugirió el jefe del Subprograma Patrimonio Escolar. Además dijo que no vio a la máxima autoridad en la escuela, cuando él fue, durante los últimos dos días.

Después de hablar con El Diario, López adelantó que iba a reunirse con alumnas, padres y docentes para brindarles detalles.