Foto: archivo.

A cinco meses de la desaparición del ARA San Juan en aguas del océano Atlántico, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, aseguró ayer en el Congreso que continuará la búsqueda del submarino “el tiempo que sea necesario” y que el Ejecutivo empujará la contratación directa de una empresa extranjera para aplicar una nueva tecnología durante 100 días, por u$s3,8 millones.

En una tensa reunión, que se extendió por más de seis horas y con críticas varias hacia el Gobierno, el funcionario además destacó que se llevan ejecutados $780 millones en los operativos, que incluyeron hasta videntes a bordo de algunos barcos de exploración.

La contratación directa que solicitaron ayer de manera incesante la mayoría de los familiares corresponde a Sistemas Electrónicos Acuáticos (SEA). El representante de esa empresa, Hugo Marino, explicó semanas atrás -en la bicameral creada para investigar la desaparición del submarino- que para esos trabajos se utilizan Vehículos Autónomos Submarinos (AUV, por sus siglas en inglés) de la noruega Kongsberg, que provee una especie de torpedo que lleva sonares de barrido lateral de última tecnología para explorar el fondo de los océanos.