La Selección argentina de fútbol enfrentará a Irak, en reemplazo de Egipto, en el segundo amistoso de la gira por Asia, donde además jugará el “Superclásico de las Américas” ante Brasil, ambos encuentros en la ciudad saudita de Yeda.

Egipto desistió de disputar el encuentro ante la imposibilidad de contar con su estrella del Liverpool de Inglaterra Mohamed Salah.

Irak apareció como alternativa y aceptó el convite de Adidas, la firma de indumentaria alemana que organizó esta doble fecha, luego de intercambiar esa responsabilidad con Torneos, antes del reciente viaje a Estados Unidos.

Así, los dirigidos por Lionel Scaloni enfrentará a Irak el viernes 12 de octubre y cuatro días después tendrá el duelo más exigente contra el Brasil de Tité.

La sede para ambos partidos será el estadio “King Abdullah Sports City” de la ciudad de Yeda en Arabia Saudita, que tiene capacidad para más de 60 mil personas, se inauguró en 2014 y tuvo un costo de 533 millones de dólares.