Una turista británica fue arrestada junto a su hija de cuatro años apenas llegó a Dubái, en los Emiratos Árabes, por haber tomado vino en el vuelo de ida. No está permitido tomar alcohol en el país musulmán.

Ellie Holman, de 44 años, está detenida desde el 13 de julio pasado en una cárcel de Dubai junto a su hija Bibi, de cuatro, mientras las autoridades resuelven su situación.

Los problemas empezaron apenas puso un pie en el aeropuerto tras de ocho horas de viaje desde Londres. El primer contratiempo fue cuando un oficial de Migraciones le hizo preguntas sobre su visado y le aseguró que no tenía los papeles en regla.

Las dos fueron trasladadas a una sede de la policía donde se le hizo un test de alcoholemia a la mujer y se descubrió que había tomado una copa de vino en el vuelo de Emirates y tenía apenas un 0.04% de alcohol en sangre.