El jugador de San Lorenzo Cristian Barrios fue asaltado en su casa del partido de Avellaneda por al menos tres delincuentes armados que lo maniataron, al igual que a su hermano y a su novia, y le robaron dinero, objetos de valor y la PlayStation.

El hecho ocurrió el domingo por la tarde en el departamento A del edificio de la calle Italia al 100 de Avellaneda, donde se hallaba Barrios con su novia y su hermano Ezequiel.

Según determinaron los investigadores, todo comenzó pasado el mediodía, cuando comenzaron a escuchar insistentemente el timbre y Ezequiel Barrios salió a abrir la puerta.

En ese momento, al menos tres hombres armados lo empujaron e ingresaron a la vivienda, donde amenazaron a todos los ocupantes y los llevaron a una de las habitaciones, donde los maniataron y dejaron encerrados.

Tras revolver todos los ambientes, los ladrones se apoderaron de unos 30 mil pesos, alhajas, objetos de valor y la consola de juegos PlayStation.

Una vez que lograron liberarse de las ataduras, las víctimas llamaron a la comisaría y denunciaron el robo, por lo que los policías de esa seccional se trasladaron al lugar.