Una protesta que demandaba por la muerte de Santiago Maldonado se salió de control: secuestraron de un colectivo y hubo violentos incidentes en el interior del consulado.

Alrededor de 150 manifestantes encapuchados se reunieron en la Plaza Italia de Santiago de Chile, para exigir justicia por la muerte de Santiago Maldonado, cuyo cuerpo apareció el pasado martes en el río Chubut, y la protesta terminó con el secuestro de un colectivo y el consulado argentino fue atacado a piedrazos.

El micro quedó con las ventanas destruidas y rayado con palabras como “guerra”, “solidaridad y venganza”, “ni perdón ni olvido”, “Santiago Maldonado presente” y dibujo del símbolo del anarquismo.

Según informó el embajador argentino en Chile, José Octavio Bordón, hasta el momento hay dos detenidos por el violento hecho y no hubo ningún herido. Tras los disturbios se dispondrá nuevas medidas de seguridad para proteger el edificio.