El ministro francés del Interior, Gérard Collomb, destacó que el hombre que mató hoy a dos miembros de su familia e hirió de gravedad a otra persona en Trappes, cerca de París, tenía “problemas psiquiátricos importantes” y que la Policía da prioridad a la hipótesis de un conflicto familiar.

El atacante mató a su madre y a su hermana e hirió a una tercera víctima que no pertenecía a la familia, dijo el ministro ante los medios desde el lugar de los hechos.
Collomb detalló que el criminal “tenía problemas psiquiátricos importantes” y que, aunque estaba fichado por apología del terrorismo, responde más al perfil de un desequilibrado que al de alguien “que responda a consignas de organizaciones terroristas”.

El Estado Islámico había reivindicado poco antes que la agresión fue ejecutada por un “combatiente” de ese grupo en respuesta al llamamiento para atentar contra ciudadanos (de países) de la coalición”, pero las autoridades francesas toman con prudencia ese mensaje y de momento la Fiscalía Antiterrorista no está al frente del caso.

El agresor, identificado como Kamel S., nació en la misma ciudad de Trappes en 1982 y, según el canal “BFM TV”, era depresivo y alcohólico y había interpuesto una denuncia contra su familia por problemas en una herencia que finalmente fue archivada por fantasiosa.