Sin acuerdo todavía, culminó este jueves en la Casa Rosada la reunión entre el ministro del Interior Rogelio Frigerio y representantes de las provincias para consensuar el Presupuesto 2019. Fue el último encuentro antes de que el martes el presidente Mauricio Macri reciba a los gobernadores en Casa Rosada. El Gobierno está dispuesto a postergar durante 12 meses algunos puntos del consenso fiscal sancionado en 2017, como sellos, y gravar más bienes personales. Sin embargo, no quiere dar marcha atrás con la rebaja de ingresos brutos, como habían reclamado desde el peronismo.

“Hemos avanzado para ponernos de acuerdo en los esfuerzos que hay que hacer para mantener el equilibrio fiscal en 2019”, sentenció Frigerio a los periodistas acreditados en la Casa Rosada. El titular de Interior pretende enviar una señal de confianza a los mercados con una sanción rápida y consensuada del Presupuesto, que refleje el ajuste necesario para llegar al equilibrio de las cuentas públicas.

Durante más de dos horas en el Salón Sur de Balcarce 50, el ministro político junto al titular de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de Diputados, al jefe del bloque PRO Nicolás Massot; al secretario de Provincias y Municipios, Alejandro Caldarelli y su segundo Paulino Caballero discutió con los ministros provinciales, quienes se citaron antes en la Casa de la provincia de Salta, en esta Capital. “Fue una muy buena reunión”, insistió Frigerio. En representación de la cartera de Hacienda estuvo, entre otros, el ex ministro y flamante secretario de Energía, Javier Iguacel.