Este lunes, el rector de la casa de estudios provincial, Fernando Salino, el vicerrector y director del Centro de Alto Rendimiento, Ignacio Piccolo, y el jefe de Programa Deporte, Jorge Villegas, recorrieron las instalaciones del primer módulo de la obra que se erige en el campus de la Universidad de La Punta.

Cada vez falta menos para la inauguración de la nave central del Centro de Alto Rendimiento Deportivo (CARD), que albergará a los mejores atletas de San Luis, el país y el mundo que deseen entrenarse en el lugar. Con un 80% de avance de obra, está previsto que el CARD sea inaugurado en los próximos meses.

El director del Centro de Alto Rendimiento, Ignacio Piccolo, se refirió a la obra como un lugar destinado exclusivamente a los deportistas de alto nivel y con características únicas en el país.

En este sentido, explicó: “Se va a crear una Escuela de Talentos, cuya finalidad será la de detectar a los mejores deportistas de la provincia para que reciban el mejor entrenamiento. El objetivo, y un sueño al mismo tiempo, es lograr que un deportista de San Luis pueda participar, en algunos años, de un torneo olímpico o panamericano”.

Este Plan de Detección de Talentos que se propone desde la Secretaría Centro de Alto Rendimiento Deportivo, se encuentra bajo la órbita del pelotari puntano Jorge Villegas.

Por su parte, Piccolo comentó que se entabló un diálogo con autoridades de la Nación y de las diferentes provincias para que todos los atletas del país tengan la posibilidad de entrenarse en el CARD.

Con respecto a la importancia que la provincia le brinda al deporte, manifestó: “En San Luis el deporte es una política de Estado. Desde pequeños, los niños cuentan con espacios donde desarrollarse físicamente, y el Centro de Alto Rendimiento, a partir de esta detección de talentos que se va a realizar, será el espacio de entrenamiento por excelencia donde los puntanos podrán desarrollarse al máximo”.

Características del primer módulo del CARD

El Centro de Alto Rendimiento Deportivo combina tecnología de punta, con un equipo interdisciplinario profesional de primer nivel, y un escenario natural con vista hacia las sierras de San Luis, que otorgan un marco único para la práctica de cualquier disciplina.

La nave central cuenta con 12 mil m2 y, como cada una de las etapas de esta obra, respeta las normativas del Comité Olímpico Internacional. Posee un sector para la práctica de artes marciales; una cancha multipropósito para el entrenamiento de distintos deportes; un sector de gimnasia olímpica; de halterofilia; de boxeo olímpico y de tenis de mesa.

Además, un gimnasio de musculación y entrenamiento general; una pista de calentamiento cubierta, vestuarios, sanitarios, un comedor; un sector de pruebas, mediciones físicas y médicas, y para los espectadores, gradas retráctiles con capacidad para 200 personas. Todo esto en un espacio cubierto, mientras que al aire libre se prevé la construcción de dos canchas de césped natural aptas para el uso intensivo de las mismas.