Las mismas se realizan en el marco del plan previsto por el Gobierno provincial a fin de subsanar los efectos causados por el temporal que afectó al norte provincial a fines de febrero de 2015 y evitar futuros daños. El presidente de San Luis Agua, Facundo Domínguez, recorrió las obras que son ejecutadas por este organismo gubernamental y que presentan un importante avance.

El panorama actual de los diques Luján y La Huertita, dista mucho del que se pudo observar entre febrero y marzo del 2015, cuando las intensas lluvias en el norte provincial provocaron el desborde de ambos embalses y algunos ríos de la zona.

Se estima que sólo en la zona de Luján en esa oportunidad las precipitaciones superaron los 900 mm.

Hoy el trabajo es incesante y puede observarse a personal de San Luis Agua y de la empresa COMSA trabajando para remediar las consecuencias del temporal y evitar futuros daños: “El gobernador nos dijo ‘no quiero más inundados en la provincia’ y bajo esa premisa estamos haciendo los trabajos”, indicó Domínguez.

Expresó además que las estructuras funcionales tanto de los diques Luján y La Huertita como de todos los diques de la provincia se encuentran funcionales: “Quiero transmitirle tranquilidad a todos los puntanos y decirles que todos están en perfectas condiciones”, dijo.

Domínguez destacó la predisposición de la empresa que ejecuta los trabajos junto al organismo: “Han puesto todo su compromiso para hacer las obras a conciencia”, dijo.

Actualmente el ingreso al dique Luján se encuentra cerrado para la población y su nivel supera por 11 cm la cota.

Los trabajos complementarios que se realizan en el lugar superan el 80% de avance de obra y consisten en la construcción de un muro de contención en el acceso al coronamiento y de la rampa de acceso y la playa de estacionamiento que fueron arrasados por el agua. También se construyen escaleras metálicas para acceder a la zona de válvulas  y una plataforma que permitirá ingresar a las galerías. Además se repone la baranda del murallón y las luminarias.

En 15 días, aproximadamente, Domínguez estima dar inicio a la desobstrucción del descargador de fondo, a una de las obras fundamentales en el embalse: “Se realizará un desembanque que permitirá liberar el agua que actualmente pasa por el vertedero. Este embanque es la consecuencia del arrastre que se deposita en los cimientos del murallón”. Son aproximadamente 20 metros de lodo los que se encuentran depositados en el lugar.

San Luis Agua y de la empresa COMSA trabajan para remediar las consecuencias del temporal.San Luis Agua y de la empresa COMSA trabajan para remediar las consecuencias del temporal.

En la localidad de Luján, Domínguez visitó además los trabajos ya finalizados que se realizaron sobre el cauce del arroyo Las Higueritas. Con el temporal, el lugar se anegó y afectó a la planta potabilizadora de la localidad y las instalaciones de la hostería SMATA entre otros sectores.

En un plazo de 60 días se trabajó sobre 1.600 metros logrando reencauzar el arroyo. “Construimos barrancas de protección de aproximadamente 2,50 metros; además, se ensanchó 15 metros el cauce y se lo profundizó un metro más”, informó el jefe del Área Acueductos, Alejandro Garraza.

El dique La Huertita, por su parte, se encuentra actualmente -2,15 metros bajo cota y en recuperación. Las obras comenzaron hace 30 días y finalizarían en 20 días más.

Se reconstruyen los muros de contención, las barandas de seguridad y las escaleras de acceso a la sala de máquinas. Esta sala, también se vio afectada por la fuerza del agua y por eso se trabaja en la instalación de los comandos de las válvulas.

“Durante el temporal, el nivel del agua superó ampliamente la capacidad del dique y se escurrió por lugares inusuales, llegando a Quines y Candelaria; con estás obras podremos restablecer la operatividad íntegra del dique y regular el caudal”, informó el gerente de Pozos Públicos, Gabriel Garbero.

En la zona del murallón, el municipio de San Martín prevé la construcción de un mirador turístico: “San Luis Agua nos donó un terreno para que podamos realizarlo y estimamos comenzar las obras en 30 días”, explicó el intendente local Enzo Mirábile.

La obra, se ejecutaría en un plazo de 90 días y generaría 15 nuevos puestos directos de trabajo.