Lionel Messi sufrió el martes una «elongación» en el muslo izquierdo tras recibir un golpe en el partido contra el Villarreal (2-1), a una semana de recibir al Inter de Milán en la Liga de Campeones.

Messi «tiene una elongación en el aductor del muslo izquierdo», afirmó un breve parte médico publicado por el Barça este miércoles. El equipo azulgrana no adelanta el posible tiempo de baja de su capitán, limitándose a afirmar que «su evolución marcará su disponibilidad».

Sin embargo, todo apunta a que será baja el sábado en el encuentro por la liga contra el Getafe y es seria duda para el partido de Liga de Campeones contra el Inter de Milán el próximo 2 de octubre.

Messi se retiró el martes en el descanso del partido contra el Villarreal, en su primera aparición como titular, después de haberse recuperado de la lesión muscular que sufrió en el gemelo de la pierna derecha el 5 de agosto en su primer entrenamiento con el equipo.

La baja de Messi es un duro golpe para el Barça, que está atravesando una de sus inicios de temporada más difíciles de los últimos tiempos.