Dos goles en los últimos minutos, uno de Luis Suárez a los 40 del segundo tiempo y otro de Lionel Messi a los 41 le dieron prácticamente el título de La Liga al Barcelona después de derrotar 2-0 al Atlético de Madrid, que jugó 62 minutos con uno menos por la expulsión de Diego Costa y que resistió casi hasta el final ante la extraordinaria actuación de Jan Oblak.

Un triunfo que sirve a los de Ernesto Valverde para poner quinta a fondo hacia su octavo campeonato doméstico en los últimos once años. Ahora el Barsa tiene once puntos de ventaja, más la diferencia de goles con el Colchonero (segundo clasificado), con siete partidos por jugarse.