Se suspendió el partido en el que San Lorenzo y Huracán se enfrentaban por la segunda final de la Copa Argentina de futsal femenino. Cuando apenas iba un minuto del complemento y el partido estaba 1-1 comenzó una batalla campal en las inmediaciones del estadio que llegó al campo de juego y la terna arbitral suspendió el partido.

Hubo piedrazos, palazos y peleas cuerpo a cuerpo por la avenida Directorio donde está el Club Alvear en el que se disputó el encuentro. El partido quedó suspendido y el Tribunal de Disciplina deberá resolver las sanciones y el fallo a determinar.

San Lorenzo empataba 1-1 con Huracán. El Ciclón estaba por delante en el global por haber vencido 2-0 en la ida. Nazarena González había abierto el marcador en el comienzo del primer tiempo y antes del cierre empató la uruguaya Federica Silvera.