«¿Por qué no se le ayudó? Ninguna autoridad del hospital me ha explicado por qué no se atendió a mi hijito”. Con esas palabras Laura Argomedo, una mujer de 24 años, exigió explicaciones a las autoridades del recinto Carlos Lanfranco La Hoz de la localidad de Puente Piedra, en Lima, Perú, luego que el fin de semana su hijo recién nacido muriera congelado en la morgue, debido a que horas antes los especialistas que lo atendieron lo declararon muerto por error.

Según la información que reproduce el portal peruano RPP Noticias, el niño nació con un peso de 780 gramos en el Centro de Salud Materno Infantil Santa Rosa, el día miércoles de la semana pasada, pero debido a su compleja situación fue trasladado al recinto donde falleció.

En el lugar, los médicos lo declararon muerto y lo enviaron a la morgue, donde permaneció unas diez horas antes de que alguien notara que aún tenía signos vitales.

La madre relató que fue un trabajador de limpieza el que escuchó los llantos de su bebé. Sin embargo, según la misma mujer, nadie le hizo caso al funcionario.

Entonces, el recién nacido fue nuevamente declarado muerto, luego del daño que le provocó haber permanecido varias horas en el frío. Las autoridades médicas abrieron una investigación para establecer si hubo negligencia.