El técnico de Boca dio una conferencia en el Estadio Azteca, escenario del Superclásico ante River de este sábado. “Jugamos dos clásicos, el del campeonato pasado y el de este. ¿Los amistosos cuentan ustedes también? Importantes son las Copas Libertadores, Intercontinentales…”, calentó la previa el Virrey.

La idea del Boca-River en México incluia a Ramón Díaz. Pero Ramón se fue y Carlos Bianchi quedó solo. El Virrey dio una conferencia de prensa en el Estadio Azteca, el escenario del duelo de este sábado entre los dos equipos más poderosos de Argentina. Y el técnico de Boca empezó a calentar la previa: “Jugamos dos clásicos, el del campeonato pasado y el de este. ¿Los amistosos cuentan ustedes también? Son importantes, ¿no? Importantes son las Copas Libertadores, Intercontinentales… Hemos ganado uno en la cancha de River y hemos perdido el otro en la cancha nuestra, y sabemos de qué manera lo perdimos, no me voy a cansar de repetirlo”, le puso pimienta Bianchi.

“Venir a jugar acá es un escenario raro. Es un estadio tan grande, tan hermoso como es el Azteca venir a jugar un River-Boca es algo diferente. Pienso que va a haber argentinos de un lado y del otro, como también va a haber mexicanos que van a ver un clásico que es uno de los más emotivos del mundo”, arengó el Virrey al público.

Y de la ausencia de Riquelme, Bianchi explicó: “Román no viene porque se había lesionado antes del partido con Gimnasia por la última fecha del campeonato. Nadie juega al fútbol por lo que hizo, sino por lo que hace. Y Román hace cosas que pocos pueden hacer. Tecnicamente es un dotado y tiene una claridad, que cuando los compañeros lo comprenden, hace que todo el equipo juegue al ritmo de él. Y son jugadores que no se encuentran en cualquier parte del mundo”.

Para cerrar, Bianchi agregó: “Los River y Boca son amistosos cuando no son por el campeonato, pero no se juegan de manera amistosa. Los jugadores van a querer ganar el partido, son jugadores de fútbol profesionales”.