El Xeneize se quedó en los últimos minutos con un partido que hasta ese momento era equilibrado. Dos suplentes, Cristian Pavón a los 38 y Pablo Pérez  a los  42 marcaron la diferencia y desataron el carnaval en la Bombonera.