Foto: Archivo.

La Corte Suprema de Brasil le quitó al juez Sérgio Moro la instrucción de las causas derivadas de la delación de los exejecutivos de Odebrecht referidas al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en la misma jornada en la que la defensa apeló ante ese tribunal la condena a 12 años y un mes de prisión por corrupción y lavado de dinero, por la que está preso desde el último 7 de abril.

La decisión fue tomada por la sala segunda del Supremo Tribunal Federal, que por 3 votos contra 2 decidió pasar a la justicia ordinaria de San Pablo los casos que investiga Moro sobre Odebrecht y Lula, al interpretar que los testimonios de los corruptores no tienen relación con los desvíos en Petrobras.

De esta forma, la delación de Odebrecht vinculada a Lula saldrá de la esfera del juez Moro, el magistrado que condenó a Lula en la primera instancia al atribuirle la propiedad de un departamento de la empresa constructora OAS como parte de sobornos al Partido de los Trabajadores.