El candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro debió dejar el acto de campaña en la ciudad de Juiz de Fora en Minas Gerais luego de ser atacado por una persona que le dio una cuchillada en el abdomen. El postulante, que tiene 22% de aprobación y lidera las encuestas cuando no figura Lula da Silva como presidenciable, salió en andas llevado por su entorno, en medio de una multitud. Se tapó el tórax con una especie de camiseta o trapo, pero no se veían gotas de sangre.

“Él ya está bien, tiene seis puntos en el abdomen. La intención era matarlo, la cuchillada iba directo al corazón, pero él se dio cuenta un segundo antes, se movió y así se salvó”, afirmó Flavio Bolsonaro, diputado e hijo del candidato, al canal de TV “Globo News”.

El hijo también señaló que ​este jueves por la noche sería dado de alta en el Hospital de la Misericordia, de Juiz de Fora.

El hecho sin embargo produjo conmoción y el derechista aspirante a dirigir el país consiguió una cobertura espectacular que supera con creces la de su adversario Geraldo Alckmin, que posee cinco minutos de TV gratuita para su publicidad.