Foto: web

El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, anunció este jueves que finalmente abandonará su cargo en las próximas horas por las diferencias que mantiene con el presidente Jair Bolsonaro frente a la estrategia para combatir el avance del coronavirus.

«Ya basta» dijo Mandetta, un político del conservador partido Demócratas, ex médico del Ejército y traumatólogo, quien impulsa medidas de aislamiento social aplicadas por los gobernadores, contra la opinión de Bolsonaro, de que el Covid19 es una «gripecita».

«Hace sesenta días que estoy midiendo las palabras» dijo el funcionario en declaraciones al portal Veja, sobre su tensa relación con Bolsonaro, al que acusó de pactar asuntos en forma personal para después deshacer los acuerdos a las pocas horas.