Si bien todavía no hubo una comunicación oficial al respecto, se estima que el incendio de enormes proporciones desatado este domingo en el Museo Nacional de Río devoró todo el acervo que poseía la institución, constituido por aproximadamente 20 millones de piezas.

A continuación, una lista de los materiales más importantes que se encontraban en el museo y que casi con total certeza fueron consumidos por las llamas:

El museo contaba con la más importante colección egipcia de América Latina, entre la que se incluían varias momias de niños, adultos y animales, la mayoría proveniente de la región de Tebas. La mayor parte de las piezas del Imperio Egipcio habían sido obtenidas por el emperador Pedro I en 1826, sólo cuatro años después de la independencia de Brasil.

Además, en el museo se encontraban varios cuerpos momificados hallados en la región andina de América del Sur y pertenecientes a culturas precolombianas. Entre ellos destacaba el de un hombre de la cultura Aymara, otro hallado en el desierto de Atacama, actual Chile, y uno más con la cabeza encogida, ritual del pueblo jíbaro en la Amazonía ecuatorial.

En el museo se encontraban miles de piezas pertenecientes a diferentes culturas indígenas que existieron y todavía existen en Brasil, incluyendo indumentaria, máscaras, cerámicas y elementos de uso cotidiano y ritual. En total, eran aproximadamente 30.000 elementos producidos por más de cien etnias, lo que hacían de la colección de Etnología una de las mayores de su tipo.