Los brigadistas puntanos trabajan desde el fin de semana, junto al personal de Defensa Civil de La Pampa y miembros del Plan Nacional de Manejo de Fuego, para colaborar en la lucha contra los incendios que castigan a la vecina provincia.

En las últimas horas de martes, el Servicio Metereológico Nacional emitió un alerta por lluvias y tormentas fuertes para la provincia de La Pampa; pero, lejos de ser de ayuda, complicó la situación, ya que la caída de rayos reavivó las llamas en los lugares afectados.

“Los brigadistas siguen combatiendo en la zona de Algarrobo del Águila, donde se reiniciaron algunos focos. Los tienen controlados en su mayoría y siguen trabajando fuertemente”, indicó el jefe del Programa San Luis Solidario, José Torres.

Fuente: ANSL