La Dirección de Bromatología efectuó un operativo en un local de comidas ubicado en la intersección Avenida Illia y Caseros, donde los inspectores municipales decomisaron 13 bolsas de consorcio con alimentos vencidos. Horacio Elverdín, director de Bromatología, dijo que “Encontramos falta de higiene en algunos sectores de la cocina, y en el depósito encontramos problemas estructurales con humedad en las paredes y descascaramientos que caían sobre los alimentos”.
“Hemos decomisado 13 bolsas de consorcio con alimentos perecederos y no perecederos vencidos luego de inspeccionar todo lo que es el funcionamiento sanitario de ese establecimiento, bar, cocina, sanitarios y depósitos. Encontramos falencias tanto en la cocina como en el depósito donde se guardan los alimentos, y encontramos alimentos de distintos tipos almacenados juntos, como así también carnes de distintos tipos almacenadas juntas, lo cual no está permitido”.
“Luego por la tarde, en la recorridas habituales de los inspectores, detectamos transportes de alimentos que descargaban mercadería luego de evadir la Casilla Sanitaria. Uno de los aspectos que controlamos a diario es la presencia de transportes sospechosos que no hayan pasado por la casilla y cuando se los detiene se los acompaña a Casilla Sanitaria para efectuar los controles correspondientes. Entonces se les aplica una multa equivalente al 300 por ciento del valor canon establecido”, concluyó Horacio Elverdín.
Fuente: Prensa Municipalidad