Luis Alberto Peredo, de 56 años y oriundo de San Luis, estaba junto a otras dos personas cuando de repente un oleaje les dio vuelta el bote. La víctima fatal intentó llegar a la orilla nadando pero se ahogó. Sus dos compañeros quedaron al lado embarcación y fueron salvados por otros navegantes. Ocurrió este domingo, cerca del mediodía, a 90 kilómetros de Buena Esperanza.

Un hombre murió ahogado cuando pescaba en un bote en una laguna a 90 kilómetros de Buena Esperanza, en juridicción del pueblo Ranquel. Se trata de Luis Alberto Peredo, de 56 años y oriundo de San Luis.

Según fuentes policiales de la Comisaría Nº 20, de Buena Esperanza, cerca del mediodía recibieron un llamado que los alertaba por un accidente en un bote. Peredo se pescaba junto a otras dos personas, cuando un oleaje les dio vuelta el bote y los tres cayeron al agua. La víctima comenzó a nadar con intenciones de llegar a la orilla, que se encontraba a unos 200 metros. En ese momento, según comentaron sus compañeros, lo perdieron de vista.

Los otros dos navegantes se quedaron agarrados del bote y fueron rescatados por otra embarcación. Cuando fueron a buscar a su compañero, vieron su campera flotando y el encontraron a Paredo, ya sin vida.