Proyectan el uso de videconferencias  para atender a pacientes que vivan en localidades alejadas. El Gobierno trabajará en una primera etapa en las áreas de cardiología y dermatología.

Nuestra vida va a tener cada vez más chips, para así poder optimizar nuestro día a día. Hacia allá vamos. Por ejemplo, con este nuevo sistema, vamos ayudar a los médicos a actualizar nuestra ficha, mientras potenciamos la calidad de vida de todos los pacientes. Esto es San Luis 3.0”. Luego de explicar cuáles serán los desarrollos en materia de seguridad, la ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, contó las mejoras para la salud de la provincia. Entre ellas, la telemedicina y la búsqueda de un sistema integrado de gestión intrahospitalaria, además de la ya anunciada receta digital.
La primera apunta a la atención a distancia, donde una localidad que no tenga un cardiólogo en ese momento, por ejemplo, pueda igual realizar un chequeo con el electrocardiógrafo en la misma sala, mientras un médico especialista lo observa desde San Luis. Así, con las consultas remotas (con tecnologías adaptadas para las videoconferencias), evitarán trasladar al paciente hasta la capital, ya que habrá una transmisión de datos en tiempo real de la prueba cardiológica, tanto para su diagnóstico como tratamiento.