Foto: web

En plena pandemia de coronavirus, Canadá registró el peor tiroteo de su historia. Un hombre mató a tiros a 16 personas, incluida una Policía, en Nueva Escocia. El atacante fue abatido por los agentes, según ha informado el cuerpo policial.

El superintendente de la Policía Montada en la provincia de Nueva Escocia, Chris Leather, explicó durante una rueda de prensa que el incidente empezó la noche del sábado en la localidad de Portapique, a unos 1.250 kilómetros al noreste de Toronto.

La Policía recibió información de disparos en una vivienda de la localidad. Los agentes que respondieron a la llamada encontraron una “escena caótica” con “numerosas víctimas”, pero no al autor de los disparos, quien fue identificado como Gabril Wortman, un técnico de 51 años.