Foto: web.

Desde la presentación del Procedimiento Preventivo de Crisis hasta la rúbrica del acuerdo en el ministerio de Trabajo pasaron semanas de negociaciones y finalmente Carrefour consiguió lo que buscaba, achicar su planta de personal y recibir una contribución del Estado para hacerle frente a lo que viene de ahora en más.

El viernes, el gremio de Empleados de Comercio, representantes de la empresa y del ministerio de Trabajo sellaron un acuerdo que prevé, en líneas generales, ofrecerle el retiro voluntario de “hasta el 150%” a más de 1.000 empleados.

Carrefour también obtuvo una reducción del 50% del pago de la cargas patronales de toda su planta de empleados por 18 meses y se compromete además a no ejecutar despidos masivos en este lapso de tiempo.